Sonda Rosetta sobrevive al mayor acercamiento al Sol de un vehículo terrestre junto al cometa que orbita

El cometa que tiene una órbita de 6,5 años alrededor del Sol, estuvo acompañado desde el vamos por Rosetta en su viaje de acercamiento al astro, en tanto desde el invierno pasado la sonda –después de 10 años viajando- orbita en su alrededor.

El centro de control de la misión Rosetta en Darmstadt (Alemania), estimó el pasaje del cometa a 186 millones de quilómetros del Sol, a una velocidad de 30 quilómetros por segundo, y a una distancia de 265 millones de quilómetros de la Tierra, entre las órbitas de nuestro planeta y Marte, con la sonda Rosetta orbitando a unos 300 quilómetros de la superficie del cometa.

Los nuevos aportes para la ciencia espacial

“Es todo un éxito, ha sido muy emocionante lograr esta hazaña del perihelio y ahora estamos deseando ver cómo se comporta el cometa a medida que se va alejando del Sol durante el próximo año”, explicó Patrick Martin, jefe de la misión Rosetta durante la conferencia de prensa en la Agencia Espacial Europea.

Los científicos esperan ahora ir desenmarañando el cúmulo de datos recibidos que permitirá comprender como se activan los cometas cuando se aproximan a un sol, comenzando a expulsar millones de toneladas de polvo y gas al espacio. Este tipo de materiales expedidos son de vital importancia en tanto, no tienen alteración alguna de la radiación solar o rayos cósmicos. En tanto los cometas están entre los restos más primitivos de Sistema Solar –más de 4.600 millones de años- el estudio de sus elementos internos incontaminados por la radiación, se espera abra nuevas pistas sobre la formación y evolución de los objetos que orbitan al astro, además de poder guiarnos en el camino del inicio de la vida tal cual la conocemos.

(Con información de La Red 21)

00
Compartir