TRABAJO INFANTIL EN VERACRUZ

Cuidado. Injusto sacrificio, desatención y abandonos de niñas, niños y adolecentes.

Atención y alerta. En muchas formas se decide hoy el destino de generaciones presentes y futuras. Evitar sacrificios y asegurar avances, corregir errores y evitar pérdidas, es parte de los deberes de un buen gobierno y de una sociedad responsable y participativa.

SIMULACIÓN Y ENTRETENIMIENTO.

La perversidad de la delincuencia gubernamental usa ineficiencia, simulación, distorsión y entretenimiento para hacer y deshacer, usar y abusar de la confianza popular y el patrimonio público. En la población recaen las consecuencias de buenos, malos y peores gobiernos; y, desde luego, de buenas y malas políticas públicas.

En este contexto, es siempre oportuno preguntar a los presuntos responsables en el gobierno estatal y municipales, cuál es la situación y perspectivas de la población en general y, en particular, de áreas prioritarias a su cargo.

Identificar necesidades, problemas y condiciones actuales y futuras, de grupos más vulnerables y expuestos, para atenderlos bien y a tiempo: como, niñas, niños y adolecentes; ancianos y tercera edad en general; minusválidos y discapacitados; así como etnias, o grupos marginados.

¿INFANCIA FELIZ?

Como todo ser humano, la infancia responsabilidad gubernamental y social ineludible e impostergable.

Entre otros trabajos recientes y las fuentes oficiales que los apoyan, llama la atención el publicado en noviembre de 2014, por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre el que se basan estas breves y rápidas reflexiones.

El interesante y actualizado reporte, por si alguien está interesado en el tema es: “México: Caracterización del trabajo infantil agrícola en municipios seleccionados de los Estados de Sinaloa, Oaxaca y Veracruz”.

“Este estudio cualitativo busca caracterizar el trabajo infantil en la agricultura, con un enfoque particular en la situación de las niñas, niños y adolescente de comunidades indígenas y de comunidades migrantes. Con este informe, la OIT espera contribuir a mejorar el entendimiento sobre el problema, aumentar la sensibilidad social y promover actitudes sociales en pro de la prevención sostenible y la erradicación progresiva del trabajo infantil. Además, se espera fortalecer el desarrollo, la ejecución y el seguimiento de políticas y programas públicos contra este flagelo”.

Insistir, aunque sea brevemente, en aspectos que merecen atención inmediata, porque definen y caracterizan el contexto de la problemática que hoy y siempre nos debe ocupar.

Pobreza de Veracruz, en pocas palabras.

El 56.6% de su población, por debajo de la línea de bienestar.

El 28% de la misma, con carencias para acceder a la alimentación.

El 68.5% de sus habitantes, con carencias para acceder a la seguridad social.

FUNCIONARIOS DE EDUCACIÓN Y SALUD A EVALUACIÓN.

Veracruz con 1, 916,711 de niñas, niños y adolecentes, está en sexto lugar, con 154,214, que no asisten a la escuela.

Sin instrucción y primaria incompleta, 1, 218,851. Y sólo 473,454 con primaria y secundaria completa.

Únicamente 679,652 cuentan con beca u otro apoyo del gobierno. Mientras que, por otro lado, 1, 237,059 no reciben apoyo del gobierno.

Y es, el cuarto estado con mayor tasa de mortalidad infantil en el país.

Pero lo que también llama la atención, es que los encargados de estos temas, sobre todo los de trabajo, educación, salud y el DIF, poco o nada han hecho al respecto, a pesar de compromisos oficiales precisados y adquiridos. ¿Padrones de beneficiarios, cuándo?

Demagogia y simulación no son solución.

TRABAJO INFANTIL: ASPECTOS SOBRESALIENTES.

Este breve análisis a 2011, debe ser comparado con recientes informaciones para dar idea de la evolución del tema. Necesario focalizar e identificar aciertos y errores, logros y avances.

Se parte del principio de que trabajar a temprana edad no resuelve, sino que agudiza carencias familiares; y elimina las posibilidades de educación, de desarrollo de habilidades y capacidades de los infantes, además de exponerlos a situaciones de peligro, explotación y abusos.

De acuerdo con el gobierno federal, México asume el combate al trabajo infantil, como “una política de Estado permanente” (LaJornada.130615)

Para ese año, entre los indicadores básicos destacan:

La tasa de ocupación infantil, de 7,3%. Esto es, 139.695 niñas, niños y adolescentes veracruzanos, entre los 5 y 17 años se encontraban ocupados.

El 8% del total estatal, del mismo rango de 5 a 17 años no asiste a la escuela. Esta tasa se eleva hasta el 50,2 % en el caso de los que están ocupados.

De la población ocupada, entre 5 y 17 años, casi la mitad (46,3 por ciento) trabaja más de 35 horas a la semana.

En el estado, en el 10% de los hogares hay por lo menos una niña, niño o adolescente ocupado.

Sería bueno que los responsables oficiales, se actualizaran e informaran al respecto. Recursos utilizados. Objetivos y resultados.

En particular, la Comisión Intersecretarial para la prevención y eliminación del trabajo infantil y la protección de adolescentes en edad de trabajar, creada en 2013.

Evaluar objetiva y puntualmente, tanto el “Plan de Trabajo para la prevención y erradicación del trabajo infantil en el Estado de Veracruz 2013-2014”; como el “Acuerdo de Colaboración, firmado un año antes con los líderes nacionales y estatales del sector agro industrial del azúcar”, con el objetivo de prevenir y erradicar el trabajo infantil en este sector productivo.

La transparencia y acceso a la información. Los estudios y actividades gubernamentales, institucionales, empresariales o sociales respecto al tema, deben difundirse para atender bien y oportunamente a niños, niñas y adolecentes. Saber que se ha hecho y la situación actual.

Sobre todo, si se toma en cuenta lo que la misma Secretaría del Trabajo y Previsión Social, reconoce: “…lamentablemente, el mapa de la explotación infantil en México como en el mundo, coincide con el de la pobreza y la desigualdad” (LaJornada.130615)

Niñas, niños y adolecentes son seres humanos que están presentes y tienen derechos que el gobierno debe garantizar, proporcionar y concretar.

Presente y futuro no se aseguran con gobiernos de más de lo mismo o peor. Con inútiles y caros discursos, actos y fotos de simulación y distracción. Hechos, simplemente hechos y resultados positivos.

Por Rafael Arias Hernández.

00
Compartir