Tuxpan, otro mundo

“Reinis y metros, fuera; con lupa busca el PRI a sus candidatos a diputados locales” El delegado

Al municipio de Tuxpan lo tomó desprevenido el cambio. Con la conclusión y puesta en marcha de la autopista Tuxpan-México, que se recorre en solo dos horas y media, el flujo de turismo ha ido creciendo de forma explosiva, tanto que son insuficientes los servicios que el municipio presta para atender tanta demanda.

Por eso, charlar con el alcalde de ese municipio, Raúl Ruiz Díaz, da la impresión de que nos estamos refiriendo a otro estado: la construcción de la mencionada autopista tardó 20 años en concluirse y vino a impulsar el desarrollo de su municipio donde se construyen tiendas departamentales y cadenas de hoteles de renombre. Aunado a lo anterior, hay una inversión de 300 millones de dólares de la empresa encargada de ampliar la terminal fluvial para construir un muelle portacontenedores con capacidad para 900 mil de estas estructuras. Este muelle lo viene a inaugurar el presidente Enrique Peña el próximo mes de marzo.

Otra empresa evalúa la construcción de un muelle para la importación y exportación de vehículos, nos adelanta Ruiz Díaz durante la entrevista que concedió a los periodistas Raymundo Jiménez García, José Ortiz Medina y quien esto escribe, dentro del programa Polaca a la Veracruzana, la noche del pasado martes.

Tuxpan es la ciudad del norte de la entidad que más ha crecido. El alcalde lamenta que otras, como Poza Rica, se hayan estancado como producto de la inseguridad y los bajos precios del petróleo; para colmo, comenta, la autopista Tuxpan-México no tiene una salida a Poza Rica porque esto ha evitado que los inversionistas volteen a ver hacia dicha ciudad, por lo que dijo esperar que se estudie la posibilidad de construir un entronque que la beneficie, así como a otras poblaciones como Pánuco, Papantla, Tihuatlán, Ozuluama y Tantoyuca, que tienen problemas de inseguridad.

A pesar de los comentarios que refieren que Tuxpan está entre los municipios con presunto daño patrimonial, Raúl Ruiz Díaz niega que sea cierto y, por el contrario señala que, tanto en el ejercicio fiscal 2014 como en el 2015, que está en análisis, ha logrado comprobar el buen uso de los recursos que recibe su administración.

“En mi administración he sido muy cuidadoso en ciertos puntos y no tenemos nada que esconder, lo dicen las auditorías, no lo digo yo, no lo invento yo. Las auditorías las hemos aprobado sin ningún problema, sin ninguna observación prácticamente y tan es así que no estamos en ninguna lista”.

El alcalde dejó en claro que una vez termine su administración seguirá viviendo y dedicándose a la ganadería como hasta ahora lo ha hecho y, por tanto, quiere concluirla bien: “no quiero estarme comiendo las uñas, viniendo a Xalapa a cada rato por algún problema, por eso estoy prestando mucha atención”.

Afirma que, además de los recursos que recibe del gobierno central y del estatal, la recaudación del impuesto predial también contribuye a la materialización de proyectos. Tocar puertas en instituciones gubernamentales en Xalapa y la Ciudad de México también le ayuda a seguir desarrollando a Tuxpan.

Recalca que las deudas que adquirió su antecesor Alberto Silva Ramos para obra pública se han ido pagando, y considera como positivo que se hayan hecho estos préstamos porque se pudieron resolver problemas de infraestructura carretera y de servicios en beneficio de los tuxpeños. El pago de estos pasivos, explica, no ha impedido que se siga haciendo obras pues su administración tiene la capacidad de saldar el compromiso económico y seguir desarrollando más proyectos.

El presidente municipal deja claro que no tiene en mente contratar nuevos préstamos y que está en pláticas con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para la reestructuración de una deuda que proviene de cinco administraciones atrás y que casi llega a los 300 millones de pesos. Esta capacidad para pagar y para recaudar más impuestos municipales, precisa, ha hecho que las calificadoras internacionales como Moody’s y Fitch Rating hayan cambiado su calificación de negativa a estable.

A poco no parece Tuxpan un municipio ajeno a Veracruz, donde todos están endeudados, con elevados índices de violencia, sin esperanza de desarrollo, estancados desde hace mucho tiempo y en la miseria. Tuxpan es otra cosa.

Formato7/ Por: Manuel Rosete Chávez “Apuntes”

00
Compartir