‘Un celular de los estudiantes UV atacados el 5 de junio fue encontrado en una balacera’, única pista de la Fiscalía

Xalapa, Ver.

El Fiscal General del Estado (FGE) Luis Ángel Bravo Contreras, informó que el celular que le fue robado a uno de los estudiantes de la Universidad Veracruzana (UV) durante la agresión del pasado 5 de junio, ‘apareció’ en la balacera ocurrida el 22 de agosto en el centro comercial “Nuevo Veracruz”.

Informó que se trata de una nueva línea de investigación por el caso de los universitarios, pero dijo que tampoco se agota la indagatoria sobre la posible participación de policías preventivos, tal y como lo denunciaron los jóvenes agredidos.

A casi tres meses del ataque contra estudiantes que convivían en una humilde vivienda de Xalapa por parte de un grupo parapolicíaco, el fiscal habla sobre “avanves” en las investigaciones. Donde reconoció que aun nadie ha sido detenido.

Dio detalles de que el pasado 29 de agosto el Agente del Ministerio Público a cargo de la carpeta de investigación practicó una inspección en el domicilio de los hechos localizando la caja de uno de los teléfonos que fue sustraído durante la agresión.

El equipo corresponde a la marca LG cuya caja contiene el número de serie del aparato conocido como IMEI y que es 352578-06-611024-7 y ante dichas características y como complemento de la investigación que se realiza el MP ordenó a la Policía Ministerial dar seguimiento a dicho equipo en las casas de empeño y ventas de segunda mano en todo el estado.

Como resultado, la policía investigadora informó al MP de un hecho posiblemente relacionado con los hechos del 22 de agosto en la ciudad de Veracruz. Esa fecha se suscitó una balacera en el estacionamiento del centro comercial.

En ese sitio se encontraron lesionados por proyectil de armas de fuego, a Mauricio Augusto García Bueno y Marvin Salgado Sequeira, ambos ocupantes de una camioneta marca Ford explorer con placas YHZ2595.

Ellos fueron trasladados gravemente lesionados al Hospital Regional donde finalmente perdieron la vida. Y tras realizar las diligencias en el lugar de los hechos se aseguró el vehículo descrito y todos y cada uno de los objetos encontrados en su interior.

Ahí había diversas prendas de vestir, pasamontañas, careta con sujeción de velcro, dos chalecos tácticos de color negro, una tableta electrónica, un teléfono marca LG, color negro modelo I70 con el IMEI 352578-06-611024-7, sinchos de plástico y tres rollos “cinta canela”.

Estos objetos y los indicios balísticos fueron asegurados por la cadena de custodia del Agente del MP Séptimo Investigador del Puerto de Veracruz que inició la investigación ministerial 951/2015.

La policía ministerial advirtió que el teléfono encontrado en este evento corresponde a uno de los que fueran sustraídos durante la agresión del 5 de junio a los jóvenes que fueron agredidos en la ciudad de Xalapa.

El MP que integra el expediente de la investigación oficializó la petición de copia certificada dela indagatoria que se practica en Veracruz para corroborar documentalmente que se trata del mismo equipo de telefonía.

“Este hallazgo resulta de la mayor relevancia porque da al MP una línea de investigación más que remite a dos personas vinculadas a la comisión de delitos y robo en agravio de los jóvenes”.

El Fiscal dijo que corresponde profundizar el entorno en que se desenvolvían los occisos a efecto de establecer a las personas con las que participaron en la agresión a los estudiantes de la UV.

“Mauricio Aguilar García, registra cinco detenciones de 2004 a 2010 por delitos de robo, lesiones y homicidio en grado tentativa que derivaron en su internamiento en los reclusorios de Jalacingo y Pacho Viejo, así como en Islas Marías por haber cometido delitos federales”, dijo en conferencia de prensa.

En el caso de Marvin Salgado Sequeira también registra detenciones en los años 2008, 2009 y 2015 por delitos de robo y estuvo recluido en Duport Ostión en Coatzacoalcos y en Coatepec.

Destacó que se trata de avances sobre la agresión cometida contra los universitarios. También indicó que se hace la revisión exhaustiva de la actuación de los policías preventivos que llegaron para socorrer la agresión de los jóvenes. Y analizar si fueron omisos en el cumplimiento de su deber legal o faltaron al debido resguardo a la zona donde se cometieron los hechos.

(Con información de Plumas Libres)

00
Compartir