Un día difícil para la versión de la fuga de “El Chapo”: le llueven desmentidos a Segob

El lunes pasado, la Procuradora General de la República, Arely Gómez, informó que “una vez concluidas las diversas actividades de recolección de huellas, indicios y demás elementos de prueba por parte de los peritos de la Procuraduría, se permitirá el acceso a los medios de comunicación, previa identificación y registro, al predio que se encuentra en las afueras del penal”.

No pasaron 24 horas para cuando esa afirmación se había caído. No todos los medios fueron invitados a lo que algunos periodistas llamaron “el túnel-tour”. Apenas un puñado, los más cercanos al Gobierno federal, pudieron acceder a la celda y al predio donde está la finca hasta donde lleva el túnel construido para la segunda fuga de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”.

Otras afirmaciones realizadas en la conferencia encabezada por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se han caído en el camino. Apenas en 24 horas. Algunas fueron desmentidas por instituciones formales como la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH); otras, por distintas fuentes que conocieron el penal o saben del tema, como el ex preso político Flavio Sosa o el ex Gobernador Jorge Carrillo Olea, especialista en Seguridad Nacional y Servicios de Inteligencia.

Estas son algunas…

1.-OSORIO CHONG DIJO:

“No tenemos ninguna, absolutamente ninguna información al respecto. Es más, se está buscando a las autoridades, aquí en el país representados, y también en los Estados Unidos, porque nunca, ni a la Comisión Nacional, su titular, al CISEN, que es con quien mayor tienen relación esta dependencia del gobierno americano, hizo del conocimiento respecto a ningún intento de fuga […] Entonces nosotros haremos el proceso para saber quién lo está diciendo y por supuesto también para documentar que nunca nos fue informado al respecto”.

LA RESPUESTA FUE:

Tanto la agencia Associated Press, como el diario estadounidense The Wall Street Journal desmintieron al Osorio Chong. La agencia norteamericana AP publicó que la Drug Enforcement Administration (DEA) informó desde hace 16 meses sobre varios planes del capo sinaloense para su escape. El medio cita además a un funcionario estadounidense enterado de la investigación quien confirmó que las autoridades mexicanas habían sido alertadas de los planes. En tanto, The Wall Street Journal publicó la noche de ayer, tras la conferencia de prensa en la que Osorio Chong dio detalles sobre la fuga de “El Chapo”, que agentes de la inteligencia estadounidenses tuvieron conocimiento de Guzmán Loera estaba planeando su escape. El diario, que sostuvo los reportes después de que el gobierno mexicano los desestimara, asegura que esta información fue compartida con el gobierno de Enrique Peña Nieto.

2.- OSORIO CHONG DIJO:

“Por razones de derechos humanos, de respeto a la intimidad, la viodeovigilancia tenía dos puntos ciegos”.

LA RESPUESTA FUE:

La CNDH aclaró, sin dirigirse directamente a Miguel Ángel Osorio Chong, que “no establece las normas bajo las cuales deben regirse los penales y centros de internamiento para personas privadas de su libertad”.
“Los centros de internamiento deben cumplir con lo dispuesto en los instrumentos internacionales que ha firmado el Gobierno Federal”, dijo. “El cumplimiento del respeto a los derechos humanos se refleja en el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria, que se publica anualmente La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), no establece las normas bajo las cuales deben regirse los penales y centros de internamiento para personas privadas de su libertad”, dijo hoy la Comisión.

En tanto, la organización Amnistía Internacional respondió: “Sr. Secretario de Gobernación: Los derechos Humanos no son un factor en la fuga de criminales, sino la corrupción endémica del sistema de seguridad”.

3.- OSORIO CHONG DIJO:

“Lo hizo [escapó] de manera subterránea, mediante un túnel de alta tecnología, con una profundidad de hasta 19 metros y una longitud de más de kilómetro y medio”.

En la sesión de preguntas, reiteró: “Este túnel que había sido diseñado, como lo he dicho, con alta tecnología y que para él significó salir en tiempo mucho menor al que ocuparon las fuerzas de seguridad para seguirlo. […] Durante el recorrido de su salida, este túnel tenía luz, y cada uno de los momentos en que pasaba por los lugares donde había un foco, los fueron rompiendo, tronando para evitar todavía mayor complicación en el operativo de búsqueda”.

LA RESPUESTA FUE:

El interior del túnel que hasta ahora han mostrado las imágenes difundidas por las mismas autoridades no representan la tecnología que “El Señor de los Túneles” ha utilizado en muchos otras excavaciones que ha venido realizando durante 27 años. El túnel que “El Chapo” hizo para escapar de El Altiplano es similar al que el capo hizo a finales de 1980, cuando cavó por primera vez, indica el Daily Beast.

Un arquitecto llamado Felipe Corona-Verbera diseñó y construyó una casa en dicho sitio. Luego se dedicó a supervisar la excavación de un túnel desde el interior de la casa. El túnel se extendía bajo la frontera hasta un almacén en Douglas, Arizona.

“El Chapo” movió grandes cantidades de drogas a través de él. Un esbirro llamado Miguel “Gordo” Martínez-Martínez, indica el portal, describió más tarde a una corte federal de Arizona el entusiasmo de su jefe. “El Chapo” dio instrucciones Martínez-Martínez de transmitir un mensaje a sus proveedores colombianos: “Diles que envíen todas las drogas que puedan enviar, porque ahora vamos a traer un chingo de drogas”. Martínez-Martínez le dijo a la corte estadounidense que los colombianos tenían un nuevo nombre para “El Chapo”.

“Ellos comenzaron a llamarlo The Fast One (“El Rápido”), porque antes de que los aviones llegaran de regreso a Colombia, la cocaína ya estaba en Los Ángeles”, testificó.

Posteriormente el arquitecto diseñó otros que contaban con sistemas hidráulicos, que servían para levantar una cama, para entrar directamente a través de unas escaleras, a una caja fuerte donde “El Chapo” ponía su dinero. El último túnel del que se tuvo conocimiento público fue el que usó el capo sinaloense antes de ser recapturado en febrero de 2014, “El Chapo” había escapado utilizando un túnel con puerta debajo de la bañera de una de sus casas de seguridad y que estaba conectado al drenaje pluvial de Culiacán, camino hasta el Canal Humaya, donde se presume, abordó un auto y partió rumbo a Mazatlán. Otra de sus casas, interconectadas entre sí en la capital de Sinaloa, contaba con un túnel con entrada debajo de la bañera y que se conectaba por medio del drenaje pluvial con otras seis viviendas en el sector.

4.- OSORIO CHONG DIJO:

“La viodeovigilancia tenía dos puntos ciegos. […] Es decir, Guzmán Loera logró fugarse a partir de una estrategia que pudiera evadir todos los sistemas internos de seguridad diseñados conforme a estándares internacionales”.

LA RESPUESTA FUE:

El ex dirigente de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), Flavio Sosa Villavicencio, dio a SinEmbargo detalles de qué es ser un recluso del Centro Federal de Readaptación Social Número 1, El Altiplano, donde el estuvo preso durante un año y medio, de diciembre de 2006 a abril del 2008. “En este centro penitenciario no existe intimidad”, explicó Sosa. La versión del Secretario de Gobernación indicaba ayer que “existían dos puntos ciegos” en la regadera y retretes, por “cuestiones humanitarias”. Esos “puntos ciegos”, dijo Osorio, fueron utilizados por “El Chapo” para escapar y ganar tiempo. Para empezar, dijo, es difícil creer que “El Chapo” se bañara un sábado por la noche, que es cuando supuestamente se detuvo frente a la regadera y luego desapareció. Los baños, aclaró, sólo se permiten a las 6 de la mañana. El activista social y ex Diputado local en Oaxaca dijo en entrevista que “es imposible fugarse de una cárcel de máxima seguridad como El Altiplano sin complicidad”. Las celdas son una cápsula dentro de otra cápsula, explicó. Todo el sistema de vigilancia debió de estar relajado para poder lograr algo como lo que logró “El Chapo”, expresó. Para fugarse sin que nadie se percatara, el líder del Cártel de Sinaloa necesitó complicidad no sólo de los guardias del área de máxima seguridad, en donde se encontraba su celda, sino también de las tres corporaciones que hay ahí adentro: la Federal, la del Penal y una guardia especial. Estas tres áreas, dijo, dependen de jefes distintos y suelen ser muy desconfiadas y vigilantes entre sí.

5.- OSORIO CHONG DIJO:

“Primero, el Centro Federal de Readaptación Social número 1 del Altiplano, opera bajo estricto cumplimiento de los protocolos de seguridad y los estándares internacionales requeridos en los penales de máxima seguridad. […] Las medidas de seguridad incluyen un sistema de videovigilancia y monitoreo permanente conformado por más de 750 cámaras, puntos de revisión y módulos de aislamiento para internos de alta peligrosidad […] bardas perimetrales, aduanas peatonales y vehiculares; torres de vigilancia internas y externas, además de 26 filtros entre puertas y controles desde el área de aduana hasta la de tratamientos especiales […] No podemos omitir que para lograr su propósito, el hoy prófugo de la justicia, tuvo que haber contado con la complicidad de personal y/o funcionarios del Centro de Readaptación Social del Altiplano.”

LA RESPUESTA FUE:

El General de Infantería retirado, creador del Cisen, ex Subsecretario de Gobernación, ex Gobernador de Morelos y ex director del Estado Mayor Presidencial, Jorge Carrillo Olea, dijo en una entrevista radiofónica, que los penales en el país “son inexpugnables tanto en su construcción como en su sistema”, y lo que no pueden resistir “es la corrupción y la falta de responsabilidad, que es lo que estamos enfrentando”. Aseguró que el penal de El Altiplano es un recinto cerrado, un espacio que está blindado, y que es imposible penetrarlo. También dijo que el actual director del penal es un psicólogo pero que no sabe nada como penitenciarista. La segunda fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán es consecuencia de tres crisis concatenadas, dijo Carrillo Olea: “la crisis de liderazgo personal de Enrique Peña Nieto; la crisis del aparato de gobierno que él destruyó por su autoritarismo; y la crisis del sistema de justicia y de seguridad, incluyendo al aparato de inteligencia”.

6.- OSORIO CHONG DIJO:

“En el exterior permanentemente [había vigilancia del] Ejército y Policía Federal; no solamente tenía una cámara en su cárcel, y no solamente tenía un brazalete, tenía todos los cuidados al respecto”.

LA RESPUESTA FUE:

Imágenes de Google Earth revelan que hace un año no existía la casa en donde desembocó el túnel. Esta construcción en obra negra se encuentra en la colonia San Juanita, en el suroeste del centro penitenciario. Además, el gobierno municipal de Almoloya de Juárez, Estado de México, donde se encuentra ubicado El Altiplano, desconocía la existencia del túnel de escape de “El Chapo”. El Alcalde priista Vicente Estrada Iniesta, reconoció que desconocía la existencia de la “obra negra”, por la que escapó el capo, debido a lo cual “no fue clausurada”.

Se trata, dijo, “de un lote rústico, situado aproximadamente a kilómetro y medio del penal, el cual fue adquirido por el señor Calixto Estrada Castillo, en 1989, ante la fe del notario público Gabriel Escobar”. Indicó que hasta el momento, Estrada Castillo sigue siendo el propietario legal del inmueble, conforme a la escritura número 26298, con fecha 15 de junio de 1989, y con la clave catastral 1021200351. Estrada Iniesta, aseveró que su administración nunca recibió solicitud para construir el predio por donde el sábado se fugó Guzmán Loera. El inmueble se encuentra en la colonia Santa Juana, sobre una loma desde donde se observa a la perfección el penal y está a unos tres kilómetros de una base militar, el Octavo Regimiento Motorizado del Ejército, situado en dirección contraria a la prisión, formando un triángulo entre esta y la casa, en un llano en el que casi no hay árboles que obstruyan la visibilidad entre los tres puntos antes referidos.

(Con información de Sin Embargo)

00
Compartir