Un juez concede suspensión temporal a la extradición del Chapo Guzmán

La defensa del narcotraficante presentó un amparo contra la decisión del Gobierno mexicano de trasladar al preso a EE UU

Un juzgado de Amparo Penal de la Ciudad de México ha concedido este viernes una suspensión provisional a la orden de extradición del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, el ‘Chapo’, según han informado los medios locales.

La Justicia ha dado un plazo de dos días para que el ministerio de Exteriores -que recientemente ha notificado al capo que existen dos órdenes de extradición en su contra- presente un informe en el que justifique que se cumple el tratado de extradición.

Uno de sus abogados dijo, hace tan sólo unos días, que su cliente podría aceptar su extradición voluntaria a Estados Unidos siempre y cuando consiga ‘un buen arreglo’ con el Departamento de Justicia norteamericano, según ha aseverado José Refugio Rodríguez Núñez al diario Reforma.

Guzmán Loera se resiste a ser extraditado a Estados Unidos. Dos de los abogados del narcotraficante mexicano han presentado este viernes un amparo para tratar de evitar así el traslado del reo y que sobre él recaiga el peso de la justicia del país vecino, donde tiene, al menos, siete causas abiertas.

La defensa de El Chapo ha presentado este recurso una semana después que el traslado del reo fuese autorizado por el Ministerio de Exteriores. Una medida que, a juicio de sus abogados, “pisotea” la Constitución y va contra el Estado de Derecho.

Desde que el pasado 8 de enero fuera encarcelado, los abogados de El Chapo mantienen una ardua lucha por mejorar las condiciones penitenciarias del reo. Aseguran que el líder del cártel de Sinaloa se encuentra abatido, padece claustrofobia y no le dejan dormir y de hecho han presentado más de una decena de impugnaciones al respecto.

A la vez que tratan de eludir su extradición, los abogados del narcotraficante trabajan para alcanzar algún tipo de acuerdo con EE UU para que en caso de que el capo sea trasladado al país vecino pase el menor tiempo posible en prisión.

El Chapo tratará de seguir los pasos de su exsocio Jesús Héctor El Güero Palma Salazar, con quien estuvo en prisión en los años 90. Su amigo fue extraditado y condenado a 16 años de cárcel en Estados Unidos, pero únicamente pasó nueve en prisión, debido a su buena conducta. Para ello el líder del cartel de Sinaloa planea declararse culpable y evitará someterse a un juicio.

Es la tercera ocasión en la que el líder cártel de Sinaloa ha sido encarcelado y esta vez el Gobierno mexicano lo quiere lejos de la zona en la que es influyente. Mientras gestiona la extradición ha rodeado al narcotraficante de importantes medidas de seguridad. En la celda del penal del Altiplano en la que fue internado tras su última detención vivió rodeado de cámaras de seguridad, sensores térmicos y perros para vigilar sus movimientos.

El Gobierno de Peña Nieto no está dispuesto a dejarse sorprender de nuevo, por otra fuga de este narcotraficante que en 2001 se escapó del penal de Puente Grande en el estado de Jalisco (oeste) y en 2015 de la del Altiplano, en el Estado de México (centro), para lo cual construyó un túnel de 1.500 metros conectado con el plato de ducha.

El País

00
Compartir