Urgente reconvertir hospitales en Veracruz para atención de embarazos

Los partos no paran ante la pandemia del Covid- 19. En 2019 en Veracruz se atendieron 49 mil y de abril a junio de este año se estiman 260,000 eventos obstétricos en el país, un aproximado de 235,000 nacimientos.

Ante la emergencia, el gobierno federal emitió este lunes, los lineamientos para la prevención y atención del Covid-19 en la atención de embarazo, parto, puerperio, y de la persona recién nacida, donde urgió a los estados a crear una estrategia para atender la salud reproductiva.

Además del reforzamiento de las medidas de prevención, pidió establecer un plan estatal para garantizar la atención de mujeres embarazadas en partos normales y aquellas con casos confirmados de Covid-19.

El gobierno federal pidió identificar unidades del primer nivel de atención que cuenten con espacios para la atención prenatal y obstétrica o aquellas que puedan ser instaladas con mínimas adecuaciones. Ello con la finalidad de evitar saturar los hospitales o un mayor riesgo de exposición de mujeres consideradas sanas y de bajo riesgo obstétrico.

También pidió planificar la instalación de establecimientos alternos y exclusivos para la atención materna y perinatal, tomando como punto de partida el criterio de agrupar pacientes con condiciones similares.

Se solicitó a los estados agilizar la incorporación de personal de salud dedicado a la atención obstétrica, incluyendo la enfermería obstétrica y la partería profesional, que permitan asegurar la disponibilidad de recursos humanos para la atención.

Hospitales pueden ser un foco de infección : Comité promotor

El Secretario técnico del comité promotor por una maternidad segura en México, David Meléndez Navarro advirtió que ante la pandemia del Covid-19, los hospitales se han convertido en un foco de infección, por lo que la estrategia era necesaria.

Ante ello, las mujeres embarazadas empiezan a identificar que no es seguro ir a los hospitales y ante la falta de opciones, podrían tener asistencia no profesional, o acceso a unidades intermedias no hospitalarias, lo que podría significar un riesgo.

Desde hace varias semanas, el comité hizo incidencia ante la Secretaría de salud para emitir lineamientos claros para la atención de embarazos.

Meléndez Navarro dijo que durante la pandemia, hay por lo menos 35% menos de personal médico para atender los partos, además los hospitales se han convertido en un foco de contagio, por lo que es muy necesario el proceso de reconversión hospitalaria.

Señaló que incluso hay países que están adaptando espacios como hoteles para atender partos sin complicaciones.

“Se recomienda que las mujeres con partos normales sin complicaciones hospitalarias puedan ser atendidas en unidades de primer nivel o en centros de salud, o ser atendidas en casa con parteras”, explicó.

Consideró que cada estado debe adaptar este plan a su contexto, y aquí es donde juegan un papel importante las parteras tradicionales y profesionales. En ese sentido dijo que Veracruz es uno de los estados que ha avanzado con este modelo en los últimos años, y hospitales como Teocelo, Altotonga, Jaltipan y en Río Blanco ofrecen esta modalidad.

Para las mujeres embarazadas su recomendación es que continúen con los controles prenatales, las medidas que han indicado las autoridades sanitarias y busque una opción donde no tenga que acudir a lugares tan recurridos, como un hospital de urgencias y evite una cirugía mayor como cesárea si esta no es prioritaria.

El plan ante el Covid-19, del gobierno federal indica que también es necesario reducir el número de consultas de atención prenatal, reducir las consultas en el posparto y , atención de urgencias menores en atención primaria.

También se pidió valorar la conformación de un equipo de atención obstétrica y neonatal (disponible por llamada) que pueda trasladarse para la atención de mujeres en estado crítico en hospitales de reconversión que no cuentan con equipos para la resolución del evento obstétrico.

Los hospitales enfocados en la atención ginecobstétrica no deberán formar parte de los planes de reconversión, dado que estas unidades permiten dar continuidad a la atención médica y servicios esenciales para la población.

Los hospitales de reconversión parcial o total que cuentan con servicios de ginecobstetricia, podrán ser la primera opción para el tratamiento de casos confirmados de mujeres embarazadas con Covid-19.

 

 

 

 

Con información de AVC

00
Compartir