Usan dependencias a burocracia para defender a gobernador de acusaciones por multihomicidio

Empleados de la Coordinación General de Comunicación Social, directivos del comité estatal del PRI, funcionarios de gobierno y hasta directores de medios de comunicación afines a la administración de Javier Duarte empezaron una contracampaña para detener la campaña de “desinformación” y “linchamiento” de la cual es víctima el mandatario priísta, tras el multihomicidio ocurrido en la colonia Narvarte donde perdieron la vida el fotoperiodista de Proceso, Rubén Espinosa, y la activista del movimiento #YoSoy132, Nadia Vera.

Tras la rueda de prensa del lunes, en la que Duarte de Ochoa se deslindó de los asesinatos ocurridos en el Distrito Federal y tras su declaración ministerial entregada por escrito a la Fiscalía General del Estado (FGE), que fue remitida a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJEDF), elaboraron el siguiente mensaje, el cual circula en diversas esferas gubernamentales y del PRI:

“El gobernador acaba de publicar un mensaje muy importante que debe ser compartido ampliamente en las redes sociales. Les pido que aporten comentarios positivos en la publicación de Facebook del gobernador (en está parte colocan el vínculo directo) así como en su tuit. Paremos está campaña de desinformación y linchamiento”, exhorta el imperativo mensaje.

Las órdenes que gira dicho comunicado virtual entre los distintos empleados de la administración estatal va acompañado de la leyenda: “Éste es el momento de colaborar”.

Empleados de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Comunicación Social, Subsecretaria de la Juventud, Secretaría de Gobierno (Segob) y demás se comunicaron con La Jornada Veracruz para quejarse de que los jefes de área, directores y subsecretarios dieron la orden de “apegarse a este mensaje” y apoyar y respalda al gobierno de Javier Duarte.

En el comité directivo estatal del PRI, sus diversos directivos y secretarios también han exigido a sus empleados dar “cobijo” al mandatario priísta.

Actualmente el hashtag #JusticiaparaRuben ha traspasado las fronteras de Latinoamérica y Europa, pues el asesinato de otro comunicador de Proceso y de una activista ha conmocionado no sólo al gremio periodístico, sino también a la sociedad civil.

En los últimos diez días se han organizado plantones, marchas y diversos actos de protesta y actividades culturales para repudiar el asesinato del periodista número 14 que ejercía en Veracruz, durante la administración de Javier Duarte.

En las diversas manifestaciones, periodistas, estudiantes, académicos y activistas responsabilizan a la impunidad y corrupción que impera en los gobiernos de Enrique Peña Nieto, Javier Duarte y Miguel Ángel Mancera.

Tan solo antier, unas mil personas radicalizaron las protestas y las trasladaron a Casa Veracruz, inmueble donde pernocta y trabaja el gobernador Javier Duarte y su familia.

Activistas, académicos de la Universidad Veracruzana (UV), ambientalistas, estudiantes y comunicadores lanzaron consignas en el número 302 de la calle 24 de Febrero, en la colonia 2 de Abril.

Los manifestantes colocaron ofrendas florales y cartulinas de consignas en los alrededores del inmueble: “Ni perdón ni olvido, castigo a los asesinos”, “No se mata la verdad matando periodistas” y “Fuiste tú”, entre otros.

Ayer, el gobernador Duarte envió un comunicado a todas las redacciones de periódicos digitales e impresos en donde se jacta de no creer en el fuero constitucional, pero tampoco en los “linchamientos públicos”, los cuales, señaló, no crean valor y alejan de la verdad.

(Con información de La Jornada Veracruz)

00
Compartir