Vacunación, logro apolítico

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

El gran error del proceso de vacunación y el proceso contra la pandemia fue la politización de todas y cada una de las actividades al respecto.

Ahora, desde la perspectiva que ofrece el tiempo, hasta la oposición que quería quemar vivo al subsecretario de Salud y al propio Presidente puede advertir que México está en los primeros lugares de logros contra la pandemia.

No lo dice sólo Morena, sino que cada uno de quienes se vacunaron reconocieron una dinámica que sorprendió en su aplicación a pesar de que era la primera vez que el sector Salud se enfrentaba a un problema como ese.

Una de las consignas de algunos partidos fue el número de muertes que ha dejado la pandemia, que se usó con fines electorales durante toda la campaña, incluso se daban cifras inventadas por algunos líderes de oposición para demostrar que estaba equivocada la estrategia del gobierno. Continuamente se echó mano de “expertos en la materia” de México y el mundo para descalificar algo que avanza de manera clara.

Países con mayor desarrollo económico que México no sólo carecen de estrategia de vacunación, sino que todavía padecen los estragos de los contagios y las muertes por Covid-19. Sin embargo, la necesidad de desgastar al actual gobierno creó una cortina de humo que impidió que la población confiara completamente en el sistema de vacunación poniendo en peligro su salud y su vida.

Uno de esos reconocimientos fue el regalo de un millón de vacunas Johnson & Johnson que el gobierno de Joe Biden hizo a México, que se aplicarán en la frontera norte con el objetivo de igualar la proporción de vacunación y, de esa manera, propiciar la reactivación comercial y turística en esa región.

México reportó el lunes 7 de junio 34 muertes por Covid-19, la cifra más baja para un solo día desde abril de 2020.

El gobierno tiene una oposición tan agresiva que quería que la estrategia de vacunación se detuviera para que su aplicación no fuera tomada como un acto de campaña; como la mayoría de sus líderes se vacunaron en Estados Unidos, a ellos no les importaba el resto del país.

López-Gatell también comentó que además de la zona fronteriza, el siguiente objetivo prioritario será avanzar con el Plan Nacional de Vacunación con las personas mayores de 30 años en las zonas turísticas de las penínsulas de Baja California Sur, de Yucatán y Quintana Roo, donde se registra una mayor transmisión del virus.

El 20 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) felicitó al gobierno de México por las “firmes medidas sociales y de salud pública” que adoptaron de cara a la pandemia de coronavirus. Entre ellas, “la imposición de restricciones estrictas a la circulación y la detención temporal de la actividad de empresas importantes para limitar la propagación de la Covid-19”.

Esperemos que no haya más pandemias, pero también es de desearse no tener una oposición que le apueste a la muerte y al contagio para ganar votos. PEGA Y CORRE. – Así como en México regalaron café y donas a quienes se vacunaron, en el estado de Washington, del vecino país, regalan cigarrillos de mariguana a las personas que se vacunan. En este estado, donde se legalizó el uso recreativo de la planta en 2012, las tiendas de mariguana mostraron su generosidad… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

 

angelalvarop@hotmail.com

00
Compartir