¿Vacunas y Tren Maya?

PARQUE JUÁREZ

Por Mónica Camarena Crespo

En ninguna parte del mundo estaban preparados para enfrentar una pandemia tan mortal como la del Covid-19, esa es una realidad; sin embargo, algunos países ya ponen ejemplo de cómo darle prioridad a la inmunización con una vacunación masiva, como es el caso de Israel.

En México, desde la llegada de las primeras vacunas, se le ha dado un uso electorero más que de objetivo central para evitar la alta mortandad que registra el país.

Pero lo más importante hoy en día para todos es saber si se podrá acceder a la vacuna y en qué tiempo. De acuerdo con el investigador de Oxford, Rafael Prieto Curiel, en un interesante artículo publicado en Reforma señaló: “Al día de hoy, hemos aplicado en México la primera dosis de la vacuna contra COVID-19 aproximadamente a solo una de cada mil quinientas personas. Las dosis que nos han llegado, como en el resto de los países, han sido en cantidades sumamente limitadas”.

El también matemático del ITAM calcula que, de acuerdo con el plan de vacunación diseñado por el gobierno federal, sería hasta marzo del 2022 cuando toda la población en México haya sido vacunada.

Esto se traduce a que, en un periodo de más de 400 días, entre febrero del 2021 y marzo del 2022, se haya inmunizado a una población de 130 millones de personas.

El reto del gobierno de Andrés Manuel López Obrador deberá ser de gran alcance, porque Prieto Curiel plantea en base a cálculos matemáticos que, en febrero de este año si se inicia el proceso de vacunación con 100 mil dosis diarias, está cantidad tendría que incrementarse en unas mil 800 por día para llegar a las 800 mil diarias en el 2022.

COSTO

Antes de finalizar el 2020, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, hablaba de que la campaña de vacunación contra el COVID-19 que iniciaba en México tendría un costo en principio de más de 34 mil millones de pesos.

El funcionario fue más allá y dijo que, en caso de que sea necesario ampliar los recursos, el gobierno hará los movimientos necesarios para obtenerlos.

Sin duda que así será, no habrá dinero suficiente para la cobertura total de vacunación; interesante será el seguimiento puntual al plan de vacunación en México, con un gobierno que en el arranque de la inmunización, por ejemplo, le dio prioridad a los Siervos de la Nación como grupo esencial a pesar de no estar en el primer frente de batalla como médicos y enfermeras.

TREN MAYA 321 mil MDP

Sin ser expertos matemáticos, por ejemplo, hay una suntuosa obra que a raíz de la mortal pandemia de Covid-19 podría ser pospuesta y el dinero planeado para tal fin sea utilizado para la compra de vacunas con un mejor y expedito plan de inmunización.

Y es que el Tren Maya ya registra un incremento de casi 17 mil 500 millones más de lo originalmente previsto; esa cantidad de dinero, que por cierto sirve entre otras cosas para la deforestación y atropello de zonas arqueológicas en su trazo, podría destinarse a la emergencia sanitaria ¿No cree señor presidente López Obrador?

Ágora

Mal y de malas con los queda bien. Cuitláhuac García Jiménez, que cobra como gobernador de Veracruz, envió a la Ciudad de México 120 respiradores de oxígeno en solidaridad con su “galla” rumbo al 2024, Claudia Sheinbaum.

Ahora, el presidente López Obrador confirma que aceptó que le reduzcan la entrega de vacunas contra Covid-19 a México para enviarlas a países más pobres.

@monicamarena

 

 

 

Foto: @SSA

00
Compartir