Van 15 entidades con sus semáforos para reapertura de actividades

Las diferentes velocidades en las que se mueve la pandemia de COVID-19 en el país ha quedado en evidencia, luego de la propuesta del gobierno federal para establecer un semáforo que “ordene” el inicio de la llamada “nueva normalidad” a nivel nacional, ante la emergencia sanitaria y la negativa de algunos gobiernos para acatarlo.

La mayoría de los estados está de acuerdo en llegar al 1 de junio en rojo, sin embargo, el criterio que utilizarán al menos 15 de estos para proceder a la reapertura de sus actividades será a partir de un semáforo estatal, que marque los tiempos de su estado y los municipios.

Las entidades son: Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Tamaulipas y Yucatán (todos de gobierno panista), además de Colima, Michoacán, Nuevo León, Jalisco, Coahuila, Hidalgo, Puebla y Oaxaca.

El gobierno federal anunció desde hace semanas el fin de la llamada Jornada Nacional de Sana Distancia para el lunes 1 de junio; sin embargo, la fecha está próxima en un momento en que el país registra el número mayor de casos de contagios y con cifras de entre 400 y 500 muertos al día por COVID-19.

En ese sentido, la discusión se ha centrado en el reinicio de las actividades a partir del 1 de junio, aunque la realidad es que en varias ciudades, principalmente de la zona centro del país, los comercios han abierto desde hace casi una semana.

El semáforo presentado por el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, considera todos los estados en rojo (riesgo máximo), con excepción de Zacatecas, que está en naranja (riesgo alto).

Ante ello, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que los lineamientos son generales, por lo que si un gobernador decide no atenderlos, “le pediríamos que siga su camino, usted será responsable ante su pueblo”.

Desde el miércoles se han dado diferencias entre los criterios del gobierno federal y los estatales, cuando la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, anunció que el semáforo federal regiría la reapertura en el país, lo que generó protestas de varios gobernadores.

El jueves, Sánchez Cordero matizó, al señalar que el semáforo estará a cargo de la Federación, pero tendrá un carácter regional, dependiendo de la situación de cada estado.

El viernes, los gobernadores de Nuevo León, Jaime Rodríguez; de Coahuila, Miguel Riquelme; de Michoacán, Silvano Aureoles; de Durango, José Rosas Aispuro; de Jalisco, Enrique Alfaro; de Tamaulipas, Francisco Cabeza de Vaca, y de Colima, José Ignacio Peralta, manifestaron su rechazo al semáforo de la estrategia de la Nueva Normalidad.

 

 

 

Con información de El Universal

00
Compartir