Veracruz, máquina de la muerte

•Una vez más, con el regreso de más carteles para disputar la plaza y el fuego cruzado, el nombre de Veracruz cabalga en el mundo

Después de la desaparición y secuestro y asesinato de un montón de niños, mujeres y hombre de norte a sur y de este a oeste en la tierra jarocha, el mundo estampó sus ojos en Veracruz.

Incluso, desde algún lugar de Europa, y considerando el número de reporteros muertos en la guerra, el mundo árabe, por ejemplo, llegó a decirse que Veracruz, con el crimen de 10 reporteros y fotógrafos, era “el peor rincón del mundo para el gremio reporteril”.

Para entonces, José Alejandro Solalinde había acuñado la frasecita bíblica aquella de que “Veracruz es el cementerio más largo y extenso del país” y fray Tomás y el activista Rubén Figueroa lo repiqueteaban.

Así, Veracruz, famoso en los cinco continentes porque fue el refugio de María Félix y Agustín Lara, la bella y la bestia, en su amor pasional y desordenado vivido a plenitud en una suite del viejo hotel Mocambo, mudó a una nueva categoría intergaláctica como dice Guillermo Zúñiga de su UPAV, la siguiente:

El ombligo “de una dramática historia que parece no tener fin” como escribió sobre Guerrero el cronista de todos los tiempos, Alejandro Almazán.

Y es que en el territorio jarocho, convertido en el segundo lugar nacional de secuestros, desaparecidos y fosas comunes, decenas, cientos, miles quizá de familias han perdido un hijo, un padre, un hermano, un tío, un vecino, un compadre, un conocido.

Incluso, lo publicó Honoré de Balzac: vivimos aquí el mundo de “las ilusiones perdidas”, pues la vida pende todos los días de alfileres. Te acuestas vivo. Ignoras si amanecerás muerto.

ATRÁS DE CADA MUERTO, UNA FAMILIA DESAMPARADA

En los últimos diez años, de Fidel Herrera a Javier Duarte, Veracruz se ha convertido en una máquina de la muerte.

En el tiempo del góber fogoso y gozoso, los muertos eran con bajo perfil. Ajuste de cuentas, cierto, entre los carteles. Pero muertos que se iban al vacío. Ahora, los muertos llegan a los titulares y flotan en la superficie del imaginario colectivo.

Incluso, desde el gabinete de seguridad manipulan y juegan con la contabilidad de los muertos, pues mientras del presidente Enrique Peña Nieto se asegura lleva 40 mil muertos en dos años, de Javier Duarte nadie conoce una cifra real, auténtica, veraz.

Primero, porque cuando el Sistema Nacional de Seguridad pide a Veracruz la estadística de la muerte, por lo general la evaden, y/o en todo, en efecto, la minimizan.

Y en segundo, habrá quizá una lista aproximada. Por ejemplo, fue publicado que el mes de enero dejó 50 muertos, mínimo, en el territorio jarocho.

De cualquier manera, atrás de cada muerto queda una familia en el desamparo, incluso, un muerto ligado a la narco/violencia.

Pian pianito la maquinaria de la muerte, igual que en la novela de Edmundo Valadés, “La muerte tiene permiso” aquí, entre nosotros, recrudecido a partir de que como acontece en otras entidades federativas, se vende droga como Frutsis y tortas a la hora del recreo escolar.

EL REGRESO DEL FUEGO CRUZADO

El colmo: el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, estuvo en el puerto jarocho y se reunió con un número reducido de cinco reporteros para ofrecerles cursitos de capacitación en autodefensa.

Es decir, cursitos en materia de seguridad para que cada tecleador se cuide solo y que su Estrella Polar los blinde a la hora de un fuego cruzado que han vuelto a Veracruz, como sucedió en Vega de Alatorre, cuando de pronto suelen atravesarse balas perdidas en la recámara de los niños.

LA ESQUINA DEL INFIERNO TERRENAL

Antes se decía en el mundo que Veracruz es el peor rincón del planeta para el paso de migrantes procedentes de América Central, Guatemala, Honduras y Salvador.

Luego, el peor rincón del mundo para los trabajadores de la información.

Ahora, en el mundo se habla de Veracruz por el frustrado cuarto Hay Festival Xalapa.

Pero en el trío de ejes anteriores hay vasos comunicantes: todos los casos parten de la inseguridad y, por supuesto, de su compañera de aventuras, la impunidad.

Incluso, bastaría referir que en Coatzacoalcos, el secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, se lavó las manos ante las fosas clandestinas donde unos aseguran había seis, siete cadáveres, y otros, 18.

Así, dijo que el culpable de las fosas es el Fiscal General de nueve años, el showman Luis Ángel Bravo Contreras, quien, por cierto, apachugó la declaración y guardó silencio, que el silencio, bueno, también es un lenguaje.

Por eso, una gran parte de la población de Veracruz, incluso hasta los habitantes de las regiones indígenas, todos los días miran pasar a las patrullas policiacas con el fusil en la mano en posición de alerta.

Pero, al mismo tiempo escucha hablar de muertos sumados a la lista negra de la muerte la noche anterior.

Hay quienes, por ejemplo, viven con la zozobra y la incertidumbre de que al ratito otra vez en la avenida Ruiz Cortines pase la camioneta llena de cadáveres para ser tirados en el paso a desnivel, frente a plaza comercial Las américas, en Boca del Río.

Y es que la esperanza de una calidad de vida se ha extraviado cuando en el día y en la noche a lo lejos, cerca a veces, se escucha el ruido de la sirena policiaca y el ciudadano imagina que van al encuentro de la muerte, un secuestro, un desaparecido, un cadáver tirado en la avenida, un tiroteo.

Tal cual es Veracruz hoy. Y si las buenas conciencias, la gente VIP lo elude en la pasarela mediática, el lector conoce las razones suficientes de cada quien para volverse ciego y sordo.

Ahí donde los carteles disputan y el fuego cruzado y las fosas han vuelto… ahí es Veracruz, la esquina del infierno terrenal.

POSDATA: En el duartismo se gobierna de la siguiente manera… Yolanda Gutiérrez Carlín perdió la candidatura priista a diputada federal por el distrito de Boca del Río para dar paso a Sergio Pazos junior y la nombraron secretaría de Protección Civil…Salvador Mellado perdió la nominación priista para curul federal por Pánuco y lo nombraron subsecretario de Infraestructura y Obra Pública… Fabiola Vázquez Saut quería la curul federal por Acayucan y desde hace la impusieron como subsecretaria de Desarrollo Agropecuario… Dominga Xóchilt Tress también pataleó por curul por Acayucan frente a Érick Lagos y la nombraron directora de Espacios Educativos de la SEV, de donde ya fue descarrillada… Flavino Ríos Alvarado soñó con la candidatura al Congreso federal por Minatitlán y lo tentaron con la Secretaría de Educación… Gabriel Deantes soñó con diputación pluri y/o SEDESOL y le regalaron la Secretaría de Trabajo… Cuatro panistas fueron cooptados para declinar candidaturas frente a Érick Lagos, Aguilar Yunes y Alberto Silva Ramos… Julen Rementería declinó candidatura por el puerto jarocho para dejar el paso libre a Lupita Ingram… Juan Nicolás Callejas Arroyo impuso a su hijito como candidato pluri como cobro de los servicios prestados a la patria con la mini gubernatura de dos años…


Por:Luis Velázquez

00
Compartir