Veracruz primer lugar en casos de Chikunguya en el país

A tres meses de iniciado el 2016, el jefe de la Jurisdicción Sanitaria 8 en el puerto de Veracruz ha dicho que se están haciendo trabajos de prevención constantemente y de manera ardua, los casos no dejan de darse con personas infectadas de chikungunya.

Desde el año pasado el estado de Veracruz ha estado en los primeros lugares a nivel nacional con casos de chikungunya, pasó el fin de año, el año nuevo, reyes, la candelaria y Veracruz continúa en la misma línea, por más que el jefe de la Jurisdicción Sanitaria #8 en el puerto de Veracruz diga que se están haciendo trabajos de prevención constantemente y de manera ardua, los casos no dejan de darse con personas infectadas de chikungunya, así lo muestra el último reporte epidemiológico de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, la cual resalta que Veracruz es actualmente el primer lugar de casos de chikungunya desplazando a los estados de Guerrero y Chiapas.

Revisando la página en internet de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría, se puede encontrar que efectivamente Veracruz data de dos mil casos confirmados de fiebre chikungunya en el cierre preliminar 2015. En Guerrero, suman mil 673 casos; en Yucatán, mil 627; en Michoacán, mil 606; y en Oaxaca, mil 190 infectados. Únicamente Querétaro, Tlaxcala y la Ciudad de México no han registrado presencia de este mosquito.

Siendo en la semana epidemiológica 7 del año actual, publicada el 29 de febrero, en donde Veracruz también ocupa el primer lugar con 28 casos, por encima de Guerrero que registró 18 casos, y luego Nayarit con 15 casos, el total de casos confirmados para esta semana 7 es de 140 casos a nivel nacional.

Las víctimas reportadas en dicho informe, realizado el 29 de febrero de 2016, confirma que a finales del año pasado fallecieron cuatro personas residentes de Veracruz, Sonora, Oaxaca y Michoacán.

PERO NO ES DE AHORITA

La noche del 27 de diciembre pasado, la Dirección General de Epidemiología, dependiente de la Secretaría de Salud, dio a conocer que hasta ese momento se registraban y confirmaban en nuestro país 11 mil casos confirmados en 28 estados de la república. Siendo Veracruz, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Yucatán y Colima las entidades federativas más afectadas.

Según los datos dados a conocer por la dependencia en la semana 49 de registro, Veracruz reportó mil 939 casos; Guerrero, mil 672; Michoacán, mil 605; Yucatán, mil 587; Oaxaca, mil 190, y Colima, 981. En contraste, las entidades con menos casos son Aguascalientes, Chihuahua y Querétaro, todas con un caso confirmado.

Para entonces el gobierno federal invirtió 832.4 millones de pesos para el control de la epidemia, de los que 319.4 fueron para control del vector; 400 millones para promoción de la salud y atención médica y, 300 millones de pesos más para ambas acciones además de los recursos que colocaron los estados.

Los casos de infección por la enfermedad se dieron desde enero del 2015 y hasta el 26 de febrero de este año se dio a conocer el dato de que 11 mil 577 contagios ya estaban registrados en el sistema de salud, sumándose a estos los cuatro decesos.

2016 ¿SERÁ LA CALCA DEL 2015?

El año pasado los casos se dispararon en el mes de abril en el país, cuando de 475 pacientes pasó a más de mil casos.
Para el primer fin de semana de agosto del 2015 Fernando Benítez Obeso, Secretario de Salud del Estado había confirmado y aceptado 100 casos en un solo fin de semana, de 477 casos ascendió a 578.

En Veracruz para la primera quincena de octubre del año pasado la Secretaría de Salud del Estado confirmaba ya mil 86 casos, dándole así a la entidad el cuarto lugar nacional con más contagiados.

Alejandro Escobar Meza, director de los servicios de salud de Veracruz dijo en aquel entonces que el personal de vectores era escaso pero que los esfuerzos continuaban. Para entonces el sur del estado era el más castigado por esta enfermedad, siendo Coatzacoalcos, San Andrés Tuxtla y Cosamaloapan los municipios con más prevalencia pero con el pasar del tiempo los municipios de Veracruz, Boca del Río, Jamapa, Tenenexpan y Manlio Fabio Altamirano serían castigados severamente.

En Noviembre en Veracruz se dieron 580 casos, que lo situaron como la entidad número uno en contagios, al sumar mil 795.

AMIGOS DEL AUMENTO

Tanto la Secretaría de Salud del Estado como sus jurisdicciones sanitarias no dejan de ondear la bandera de la constancia, de la lucha ferviente en contra del vector que transmite el chikungunya, el dengue y el zika, aseguran buscar evitar que el mosco llegue y contagie a medio mundo pero los hechos no parecen auspiciar las declaraciones.

Falta de pagos a vectores temporales, pagos atrasados a vectores de base, paros de trabajadores, manifestaciones, insecticidas y plaguicidas caducos, llantas ponchadas, camionetas averiadas, falta de gasolina, pocos elementos y casos y más casos de infectados que incluso al conjugarse algunos con otras enfermedades, obtuvieron la muerte, motomochilas descompuestas, poco personal, pocos recursos para operar, desinterés de las autoridades, escases de medicamentos, falta de fumigaciones y la anticultura de la no prevención, llevó a municipios o pueblos a vivir un 2015 deprimente.. Todo, es tan solo la muestra de la ineptitud de un aparato de salud podrido desde las entrañas y señalado por uno de sus ex secretarios de salud, Antonio Nemi Dib como nido de corrupción y saqueo en varias de sus jurisdicciones sanitarias.

Todas estas deficiencia e inoperatividad tuvieron sus consecuencias, y la localidad de Tenenexpan es el “botón” de la muestra. Localidad de aproximadamente 1,861 habitantes se vio afectada desde mediados de julio cuando poco a poco los casos de infectados por chikungunya empezó a crecer. Para mediados de octubre los pobladores aseguraban que el 85% de la población estaba enferma de chikungunya.

“Como desde julio empezó la epidemia, mosco hubo poco, la verdad yo pienso que no es el mosco, porque vimos poco mosco. Yo estaba bien en la mañana el día que empezó todo (síntomas), para la tarde ya tenía temperatura, al otro día dolor de huesos, no te puedes parar, te duelen las articulaciones, fiebre latente y dos o tres días estás encamado, te paras, vuelves a caer y es latente, si no te cuidas o bajan tus defensas sube la enfermedad”, comenta Manuel Zárate Salamanca de 62 años
En Manlio Fabio Altamirano se vivió la misma situación, el 80% de su población se enfermó de chikungunya y tampoco vieron un dispositivo de prevención, pláticas y visitas casa por casa ni fumigaciones, si a caso algunos aseguran en dos o una ocasión pasó la camioneta fumigando.
Si algo tiene de que preocuparse el aparato estatal de salud es que con los pocos recursos que tiene y con el problema financiero que vive el estado, evite que los veracruzanos sean víctimas de una epidemia acelerada en los próximos meses.

Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

00
Compartir