Veracruz

MOLE DE GENTE

Por Virginia Durán Campollo 

A Veracruz hay que amarlo como lo hizo el gran Agustín Lara, que con sus composiciones abonó al prestigio de nuestro país. María Bonita, en la voz de grandes intérpretes internacionales. Al que cantaba Toña la Negra, como su mejor interprete, con esa voz cálida y profunda. “Rinconcito de patria que sabe sufrir y cantar”. Veracruzano por convicción. Origen de sus más grandes inspiraciones, que le valieron una estatua en el mismo Madrid. Imposible enumerar las grandes riquezas históricas, del principal puerto comercial del país. Así como referir a los distinguidos personajes de todas las ciencias. Su geografía, riqueza natural de remembranza europea. No alcanza el espacio. Tanto que ha enriquecido en extremo, a una clase política nacional deleznable. Quienes vinieron a enriquecerse sin piedad, dejando pobreza y miseria. De Miguel Alemán hasta Cuitláhuac García. Paridos entes oscuros y ambiciosos en extremo, como Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte. Saqueadores aún no juzgados lo suficiente por la justicia.

*** “Lo que naturaleza no da, Salamanca no proporciona”, le recuerda lo inscrito en el frontispicio de la Universidad de Salamanca el jurista Francisco Berlín Valenzuela, al gobernador Cuitláhuac García en una misiva equilibrada, respetuosa, con sabiduría. Un hombre con gran trayectoria y reconocimientos. Un sabio, que a los MORENOS no interesa: “90 por ciento de lealtad y 10 % de capacidad”, la consigna del tlatoani. Extraña el pasivo comportamiento de los propietarios de la educación privada y los dirigentes de la educación pública, a la defensa de la preparación, estudio, esfuerzo, privaciones que padres e hijos tienen en el largo y tortuoso camino a la realización. Le solicita reflexión. Pero por desgracia, el poder y el dinero absorbieron al gobernador y pone en entredicho a la UV, en su historia de calidad educativa. El caso esta juzgado.

*** Preocupante que los veracruzanos, no tengamos memoria. No exigir mejores funcionarios públicos de compromiso real. Aceptando lo que la partidocracia corrupta y ambiciosa impone. Resultados nulos de beneficio para el estado. Esta practica no superada, de negociar para beneficio propio y de partido. Mujeres y hombres corrompidos, que lo único que quieren es seguir en el gran negocio, que se convirtió el arte de la política. Caer en el espectáculo desgarrador que conlleva intrigas, asesinatos, traiciones, mentiras y gran cinismo. Más que nunca, la Patria y Veracruz necesita a lo mejor- para resarcir tanto daño- con preparación, capacidad y honestidad comprobadas.

*** Y para las agruras del mole… usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.

00
Compartir