Villa Aldama: familiares de reos presentan 60 denuncias por maltrato y violaciones a DH

Villa Aldama, Ver.- Familiares de internos del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de Villa Aldama, denunciaron maltrato, comida de mala calidad y un aumento desproporcionado en el costo de los productos básicos de las tiendas al interior del lugar, lo que provocó durante el domingo y el lunes una huelga de hambre de parte de internos.

Familiares documentaron este miércoles, ante el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS), 60 denuncias por malos tratos a internos, pero también por humillaciones y tratos indignantes que padecen durante la revisión de seguridad en las visitas a sus familiares. En el documento pidieron también la renuncia de la directora.

Esposas de internos denunciaron que como medida de represalia ante las protestas, la directora Erika Adriana Tenopala, ordenó el traslado de 60 reos durante la madrugada de este miércoles a penales de Chiapas y Durango.

La llegada de una nueva directora hace unos meses, ha causado inconformidad entre reos y familiares porque se han endurecido los protocolos de seguridad para la entrada y al interior del penal.

Érika Adriana Tenopala, fue anteriormente directora del penal federal en Durango, y agente del Ministerio Público en la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.

A adultos y niños nos obligan a bajarnos los pantalones hasta la rodilla para la visita

Desde enero de este año, las familias documentan una carta con firmas para enviar a la Comisión Nacional Nacional de Derechos Humanos (CNDH), donde denuncian que son obligados a bajarse el pantalón hasta las rodillas aun cuando antes pasan por máquinas de rayos X.

“Pasamos al último filtro que son unos cubículos en donde se nos obliga a bajarnos la ropa, aun cuando la revisión anterior no detecta nada, siendo esto una acción humillante y denigrante para nosotros como visitantes”, se lee en una carta que firman una veintena de familiares.

También denunciaron que en reiteradas ocasiones se les ha cancelado la visita y el argumento es que detectan una “imagen inusual”, lo cual nunca queda claro a qué se refiere, lo cual consideraron violenta sus derechos como familia pues muchos viajan varias horas o días para la visita.

Las familias también señalaron que desde hace un mes no hay área para entregar la correspondencia, ya sea personal o para lectura jurídica, y los medicamentos para los internos llegan a tardar hasta dos meses en entregarlos a pesar de ser para un enfermedad crónica.

Una pasta de dientes cuesta 75 pesos

Sin previo aviso ni autorización hace unos 20 días, la dirección aumentó los precios de la tienda del lugar, por lo que ahora una pasta de dientes puede costar hasta 70 pesos, las galletas 45 pesos, y los refrescos 20 pesos.

Las esposas de internos comentaron que internos tienen una visita regular, cuenta con una tarjeta plástica donde se pueden depositar de 500 a 2 mil pesos, para la compra de hasta 18 productos de las tiendas cada 16 días.

Pero los costos se han elevado lo que afecta en su economía. Otros productos que aumentaron su costo fueron: sabritas 25 pesos, atún 25 pesos, cacahuates 30 pesos, entre otros.

Es la tercera vez que les reducen la comida

Al esposo de María le sirvieron nopales nadando en agua, y narra que anteriormente el plato de comida tenía cinco divisiones, pero ahora solo tiene dos: el guisado y los frijoles. Esta es la tercera vez en los últimos meses que les reducen el gramaje de la comida, recuerda.

Hace seis meses y en diciembre pasado los internos también protestaron por comida echada a perder y de pésima calidad.

El pasado lunes 17, familiares de internos hicieron una protesta, para denunciar las anomalías, los vecinos que trabajan alrededor del penal, cuenta que se escuchaban los gritos y chiflidos de los reos. Ver transmisión

Las mujeres se subieron a una azotea cercana al penal, y desde ahí con un trapo hicieron señas los internos, para mostrarles que estaban haciendo algo antes sus demandas.

Los internos querían un diálogo con la directora, pero la respuesta oficial fue el traslado masivo de reos, y las familias aseguran que a algunos reos los llevaron a la celda de castigo que llaman “la congeladora”.

El conflicto por la comida no es nuevo en este penal, una investigación periodística de Quinto Lab, documentó que la empresa que surtía la comida – La Cosmopolitana SA de CV, cuyo contrato inició en mayo del 2016 y hasta agosto del 2019, enfermó a la mitad de la población, que ronda los 3 mil internos.

En el Cefereso, las autoridades reportaron dos brotes diarreicos. Uno ocurrió el 5 de septiembre de 2014 con 124 internos enfermos. El segundo y más grave fue 8 de junio de 2015 con 1 mil 800 enfermos, casi la mitad de la población afectada en un solo día.

La sanción impuesta a La Cosmopolitana por estos eventos fue la adquisición de antibióticos y de suero para tratar a los enfermos.

Alimentos con Ideas, la nueva empresa proveedora de comida

Este miércoles, AVC Noticias acudió al Cefereso para intentar hablar con la directora, en su lugar, fuimos recibidos por el Comandante de Custodia Penitenciaria externa de turno, quien alegó que por motivos de seguridad no daría su nombre.

El oficial negó que hubiera una huelga de hambre por parte de internos, aunque reconoció que se registró una inconformidad durante una comida, que fue solucionada de forma inmediata, sin que hubiera mayor problema, ni fue necesario una seguridad externa adicional.

También informó que desde hace tres meses, la empresa proveedora de comida se cambió de La Cosmopolitana a Alimentos con Ideas SA de CV, cuya sede está en Coahuila y que a su vez es parte de iFood México, SA. de CV.

El comandante dijo que la misma comida que se ofrece a los internos, se reparte entre los empleados del lugar, pues algunos trabajan en jornadas laborales de 24 horas.

Sobre las denuncias de maltrato de parte de internos, dijo que con la llegada de la nueva directora, ahora se cumple el reglamento de visita y al interior del Cereso de forma estricta, por lo cual es natural que haya desacuerdos entre los internos.

Villa Aldama,  el segundo peor calificado del país, hubo 18 riñas en 2019

El reciente diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), reveló que durante 2019, este penal federal registró 18 riñas al interior y un evento calificado como desorden.

Aunque no aclara a qué se refiere en específico, en esta categoría se enlista: fuga, evasión de reos, desacato a la autoridad, indisciplina, manifestaciones, huelga de hambre, tentativa de motín, agresiones o portación de objetos prohibidos.

La CNDH calificó este penal con 6.54 puntos, el segundo peor calificado entre los 17 penales federales del país, solo después de Morelos.

En la revisión que se hizo también se detectaron actividades ilícitas, deficiencia en los servicios de salud, y atención a internos en condiciones de aislamiento, deficiente separación entre procesados y sentenciados, insuficiente de personal de seguridad y custodia.

También señaló insuficiencia de actividades laborales, de capacitación, educativas y deportivas, así como de falta de programas para la prevención de adicciones y deficiencia en la atención a las personas adultas mayores.

Una historia de anomalías

El pasado 17 de mayo, trabajadores del Cefereso número de Villa Aldama, se manifestaron a las afueras de ese centro penitenciario para exigir seguridad ante los hechos ocurridos en el Cefereso 16 de Cuernavaca, Morelos, donde fallecieron 6 personas.

Informaron que son 690 trabajadores de todas las áreas los que han sufrido en algún momento amenazas por parte de los internos de Villa Aldama e indicaron que 3 de sus compañeros de ese penal han muerto en atentados.

señalaron que en el penal hay 40 custodios para la seguridad de 2 mil internos en el Cefereso 5, por lo que es necesario que esto se analice por los altos mandos.

Militares son torturados en penal

El 14 de junio del 2017, el teniente Sócrates López Escobar y el subteniente Francisco Soto, presos desde hace seis años en Villa Aldama, se quejaron de las condiciones en que se encuentran y de las torturas que sufrieron por parte de otros elementos del Ejército Mexicano durante cuatro días.

En una carta enviada a Radio Fórmula, el teniente Sócrates relató que fue llevado a un cuarto con tres divisiones, donde “se encontraba más personal vestido de civil portando armas cortas, los cuales eran de la Policía Judicial Federal Militar; asimismo había un modular o estéreo a muy alto volumen, ya que dicho cuarto era ocupado para que todos los que ahí estábamos fuéramos interrogados y torturados. Y aunque el modular estaba prendido, se alcanzaban a escuchar los gritos de quienes estaban torturando”.

Apenas en diciembre pasado, los internos se manifestaron por la comida, las familias señala que informaron que debido a la austeridad sólo iban a comer caldo de chayotes (sin chayotes), por lo que se concentraron en el área del comedor como medida de protesta.

 

 

 

AVC

00
Compartir