Violencia electoral en Guerrero

Por Ángel Álvaro Peña

La proximidad de las elecciones intensifica la violencia como sucedía hace 100 años en las candidaturas de los viejos caciques de la revolución, que pugnaban para que algo cambiara tratando, en realidad, de evitar las transformaciones.

Morena ha hecho una serie de designaciones caprichosas en las candidaturas a las gubernaturas, las presidencias municipales y las diputaciones, cuya honorabilidad deja mucho que desear. Entre sus candidatos hay mucha gente corrupta, chapulines de otros partidos, ladrones, agresores, y, en el caso de Guerrero, hasta violadores.

Mientras más se acerca el 6 de junio la violencia puede llegar a desbordarse en todo el país. Son 15 gubernaturas las que están en juego, de las cuales hubo impugnación interna en siete. De tal suerte que tanto la militancia como los simpatizantes no están de acuerdo con esas asignaciones.

Ahora el problema de la candidatura a la gubernatura de Guerrero de Morena en la persona de Félix Salgado Macedonio tiñe de sangre una campaña que todavía no empieza, y su abanderamiento todavía está en litigio.

De acuerdo con información de diversos medios, el día de ayer durante la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Iguala, acompañado del presidente de Argentina, un grupo de manifestantes, presuntamente simpatizantes de Félix Salgado Macedonio, agredieron físicamente a Yolitzin Jaimes, vocera de la colectiva ‘Ningún Agresor en el Poder’.

Las manifestantes se colocaron a 25 metros de distancia del Presidente con una manta que decía “Presidente rompa el pacto”. Las mujeres guerrerenses expresaron rechazo a la candidatura de Félix Salgado Macedonio, con un megáfono, panderos y bengalas moradas, gritaron contra la violencia machista, con la consigna: “un violador no será gobernador”, tras las acusaciones contra el abanderado morenista.

La agredida, Yolitzin Jaimes, precisó que es del municipio de Atoyac de Álvarez, muy cerca de la costa de Guerrero, aseguró que un policía vestido de civil la golpeó, lo cual consta en un video donde se ve a la activista sangrando.

También denunció que las mujeres que coordina Zulma Carvajal, encargada de la seguridad del Presidente, la golpearon con un megáfono en la cara, advirtiendo que quieren callar su voz y la de sus compañeras.

La Colectiva Nacional Ningún Agresor en el Poder denunció además la presencia de grupos de choque en sus protestas, y compartieron un video donde sujetos le quitan a una manifestante lo que parece ser una bomba de humo rosa.

Morena no mide las consecuencias a la hora de ponderar las virtudes de sus candidatos y quiere ganar a sangre y fuego las elecciones.

La violencia empieza a apoderarse de las precampañas que dentro de una semana serán el pan de cada día, sobre todo en este caso, donde la misma militancia de Morena está dividida entre quienes apoyan la candidatura de Félix Salgado, y quienes la rechazan.

Así quiere Morena ganar las elecciones, descalificando al enemigo y ¿por qué no? Eliminándolo.

00
Compartir