Yunes Landa pagará los platos rotos

¡Y Duarte irá a la cárcel..!

Dice en encabezado principal del hoy sorprendentemente combativo diario local “AZ” “¡Ya paga Duarte!” en franca referencia al reclamo empresarial a quienes el gobierno del estado debe arriba de seis mil millones de pesos.

Es la misma querella que le hacen a quien aspira a gobernar Veracruz, Héctor Yunes Landa, quien se comprometió a pagar las deudas del gobierno ante 600 empresarios que le reunió el pasado viernes el empresario José Luis Santiago, en su toma de posesión como máximo dirigente en Veracruz del Instituto Político Empresarial, IPE, “el IPE bueno diría Yunes Landa”.

Son en realidad deudas comprometidas a nombre del gobierno por un grupo de irresponsables encabezados por el aun gobernador Javier Duarte de Ochoa ¿de Ochoa? que llevaron a Veracruz en tan solo cinco años a compromisos financieros que, según el reconocido doctor en finanzas Hilario Barcelata, rebasa los 120 mil millones de pesos.

La complicidad que se guarda con el presidente Enrique Peña Nieto ha podido más que el reclamo de millones de veracruzanos, así como la acre censura de la opinión pública nacional e internacional por los excesos de poder del señor Duarte que hace tiempo solo gobierna a través del twiter en donde, según él, a cada cuestionamiento responde con un logro.

El último fue que su gobierno llevó a las “tortuguitas de la playa para que alcanzaran el mar”… Me conmueve tanta ternura, ¡snif!

A ver cómo responde a la decisión de su partido, el PRI, al aceptar dar entrada a un juicio político por los abusos de poder, entre ellos el desvío de 35 mil millones de pesos.

“Quien la hace, la paga”, dijo Cesar Camacho Quiroz, diputado priista y coordinador de su partido en la Cámara de Diputados.

Por seguidillas se sumó su dirigencia que acepta el reclamo del Senado de la República y de la bancada legislativa veracruzana del Congreso del Estado de fincarle responsabilidades a quien de cualquier modo se va en 9 meses.

Aquí el punto, tal como afirma el otro aspirante a la gubernatura Miguel Angel Yunes Linares, no es que se vaya sino que devuelva lo saqueado. “A ese grupo de saqueadores que encabeza Javier Duarte hay que meterlo a la cárcel y embargarle sus bienes”, ha insistido.

Aquí el punto es que regresa de nueva cuenta la posibilidad de que su lánguido gobierno no aguante al primero de diciembre y que Duarte no tenga más remedio que aceptar la decisión del Congreso de la Unión de despojarlo del fuero y ponerlo a disposición de la PGR.

Millones de veracruzanos quieren ver que corra sangre y Duarte podría ir al matadero.

Mientras los tiempos político electorales se aproximan.

El PRI se desmarca de pillos redomados como Harry Grappa (Maryjose Gamboa es la dueña de la plaza), Gabriel Deantes, Pablo Montalvo, Erick Porres Blesa y Juan Manuel del Castillo al negarles la posibilidad de una candidatura para las diputaciones locales, pero acepta extrañamente a ratas de cola larga como Vicente Benítez, el señor de las maletas, cuya fortuna se estima en 10 mil millones de pesos.

En paralelo Héctor Yunes Landa se fortalece.

Su desplazamiento discursivo cada vez es más convincente y aunque se le han colado a su equipo un ejército de rémoras y rescoldos duartistas, avanza.

Sin embargo del otro lado del mostrador se observa una peligrosa aproximación del primo.

Miguel Angel Yunes Linares, de acuerdo a la encuesta de “Imagen de Veracruz” -diario que también ya se desmarcó de Javier Duarte-, va a la cabeza.

En su edición de este viernes 4 de marzo lo coloca en el 35.7% de las preferencias, mientras que a Héctor lo ubican tres puntos abajo con 34.5%.

A Miguel Angel se le ve demasiado seguro “no te equivoques Edgar” y muy puntual en el tema del qué va a hacer con “Duarte (ya no habla de Fidel Herrera Beltrán) y su pandilla de saqueadores” y que va a hacer con Veracruz en los siguientes dos años, para luego sembrarle el terreno a su hijo, el actual alcalde de Boca del Río del mismo nombre, tal como lo aseguró ante empresarios de Córdoba en días anteriores.

¿Y dónde queda Pepe Yunes en ese escenario?

Sin embargo, el dato revelador de esta aproximación, si es que decidimos creer en ella, es que Morena con Cuitláhuac García como aspirante a la gubernatura tiene en 19.6% de la preferencia por encima de Juan Bueno Torio (9.5%) y Armando Méndez de la Luz (0.6%).

Morena puede ser la sorpresa si se da el voto de castigo de manera generalizada.

Y quien sí da ternura es el aspirante priista (el otro) Héctor Herrera –no recuerdo el otro apellido- quien es tan solo un títere del tinglado priista.

Asiste a todos los actos políticos de Héctor Yunes Landa en donde se muestra más como mozo que como el otro aspirante. Nadie lo pela. Nadie le palmea la espalda, pero eso sí, ha dicho al equipo del otro Héctor que va a ser el próximo secretario de gobierno.

Este amigo a pesar de su fuerte tinte negro en pelo y bigotes parece de cien años. Viste como si viviera en el siglo pasado, cuando camina arrastra los pies, signo de su derrota y aunque no acepta ser comparsa o palero de la aplanadora juega a cambio de un plato de lentejas.

Da pena ajena. Tal vez haría un papel más digno si regresara a la primaria donde daba clases. Pobre.

En la misma tesitura de indignidad andan otros aspirantes que se la pasaron en el adoratorio sexenal a Javier Duarte y hoy portan con gran orgullo la casaca de cualquiera de los Yunes, sean Héctor o Miguel Angel.

Mientras los Yunes felices con tantas muestras de lealtad y entrega…

¡Vaya, vaya!

Tiempo al tiempo.

Por: Édgar Hernández *Premio Nacional de Periodismo

00
Compartir