Yunes priistas, camino a Los Pinos

•Sucesión presidencial pasa por gubernatura de Veracruz
•Los amigos influyentes en el altiplano de Pepe y Héctor Yunes
•Si Luis Videgaray, Pepe a las grandes ligas
•Si Manlio Fabio Beltrones, Héctor
•Si Osorio Chong, Marco Antonio Torres

Por: Luis Velázquez

Si Luis Videgaray Cano, secretario de Hacienda y Crédito Público, se queda con la candidatura presidencial del año 2018 y gana Los Pinos, ahí estará el senador Pepe Yunes Zorrilla.

Si Manlio Fabio Beltrones se amaciza para la candidatura presidencial y gana, a su lado estará el senador Héctor Yunes Landa.

Y si Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, sale nominado y gana, entonces, ahí estará el ingeniero Marco Antonio Torres Hernández, delegado federal de la SAGARPA, Secretaría de Agricultura y Ganadería.

Son, pues, el trío de políticos de Veracruz mejor posicionados de cara a la contienda presidencial que, bueno, con todo y el ritual del sistema político, se ha anticipado, y en donde también han sido encartados otros priistas, con menos posibilidades, como el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello.

En el hándicap está por el lado panista el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, que incorporaría en su gabinete federal a su cuaderno de triple raya, Miguel Ángel Yunes Linares, unidos ambos desde el tiempo de la profe Elba Esther Gordillo, confinada en una cárcel de la ciudad de México por alta traición a Enrique Peña Nieto, pues se soñó más fregona que el presidente.

Por eso, entonces, la rebatinga preelectoral del par de senadores priistas para la candidatura a gobernador de Veracruz el año entrante.

Si Beltrones llega al CEN del PRI como él mismo se ha destapado, logrando además la victoria para su candidata a gobernadora por el estado de Sonora, Claudia Pavlovich, nadie detendría su camino a Los Pinos.

Y por eso mismo, necesitaría más gobernadores a su lado, empujando la carreta, entre otros, de Héctor Yunes, quien se ha lanzado a la seducción de Javier Duarte como parte de la estrategia planteada por Beltrones a fin de allanar el camino sin vetos de ninguna naturaleza.

En contraparte, Pepe Yunes todavía está sujeto, digamos, a un acuerdo con Luis Videgaray para ver si como parte de la estrategia le convendría lanzarse por la mini gubernatura de 2 años y desde ahí operar en Veracruz la sucesión presidencial, o si por el contrario, mejor espera al destape presidencial.

Cualquiera sea el escenario, de aquí a la primavera del año 2016 muchas cositas, afiebradas incluso, podrían ocurrir, una de ellas, el frenesí del diputado local, José Ramón Gutiérrez, alias Joseratón, quien ha destapado a Adolfo Mota Hernández, candidato priista a diputado federal, como el favorito, mejor dicho, el ideal del lado priista para la candidatura a la silla embrujada de Javier Duarte.

En tanto, Miguel Alemán Velasco, uno de los asesores del presidente Enrique Peña, sigue trabajando por la candidatura de Tomás Ruiz González, secretario de Infraestructura y Obra Pública y más conocido por su ex amorío con la actriz Ana de la Reguera.

El exgobernador Dante Delgado también se habría involucrado en el juego sucesorio con el alcalde jarocho, Ramón Poo Gil, como el bueno.

Fidel Herrera, soñando con su Maximato, que algunas llaman fidelato, tiene como candidato a Erick Lagos, aun cuando como elemento distractor aceleró a su discípula Carolina Gudiño para autodestaparse.

Pero de todos, y con todo, los únicos con posibilidad real son Pepe Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa, punteros en la encuesta histórica.

SE REPETIRÁ CICLO DE GUTIÉRREZ BARRIOS

Desde el ITAM, Pepe Yunes mantiene amistad con sus condiscípulos, entre ellos, Luis Videgaray y Fernando Aportela, secretario y subsecretario de Hacienda, y José Antonio Meade, secretario de Relaciones Exteriores, y de quien se habla que también estaría en el ánimo presidencial para la sucesión.

Héctor Yunes tiene en su lista de padrinos y amigos ligados a Peña Nieto a los siguientes políticos:

El diputado federal y coordinador de la bancada priista en el Congreso de la Unión, Manlio Fabio Beltrones, y César Camacho Quiroz, presidente del CEN del PRI.

Pero el más importante es Alfredo del Mazo González, jefe del grupo Atlacomulco del estado de México, exgobernador y exsecretario de Energía, fallido precandidato presidencial con Miguel de la Madrid, quien favoreciera a Carlos Salinas de Gortari.

Incluso, según las versiones, Peña Nieto llama tío a Del Mazo González, y por ahí Yunes Landa se siente más amarrado que Pepe Yunes.

Tal cual, para Pepe y Héctor el camino a Los Pinos pasa por la gubernatura jarocha, donde uno y otro repetirían la historia de Fernando Gutiérrez Barrios, quien en 1988 y desde la silla imperial y faraónica de Veracruz, apoyara en todo a Carlos Salinas y lo nombrara secretario de Gobernación, de donde salió expulsado a partir de una intriga de Patricio Chirinos, asesor político, y Joseph Córdoba Montoya, asesor económico, del presidente.

De aquí a la primavera del 2016 cuando el humo blanco de Los Pinos emane con el nombre del candidato a góber de Veracruz, las intrigas palaciegas también pudieran descarrilar tanto a Pepe como a Héctor, pero también a Videgaray y Beltrones, quedando Miguel Ángel Osorio Chong como el caballo blanco.

Y entonces la suerte política fluirá para otro lado, hacia el delegado federal de la SAGARPA, antiguos compañeros en el Congreso de la Unión.

00
Compartir